30 de marzo de 2010

Sinead O'Connor, una amazona católica.



Traduzco aquí el artículo de Sinead O'Connor publicado en el Washington Post (28-3-2010), en respuesta a los abusos sexuales de sacerdotes y la respuesta laxa e insuficiente de las autoridades eclesiásticas. Otra voz femenina y católica con más autoridad moral que el clero, en mi opinión.

No olvidemos que ella experimentó en propia carne la terrible represión de los Asilos de Magdalenas irlandeses.


Cuando yo era niña, Irlanda era una teocracia católica. Si un obispo venía andando por la calle, la gente se apartaría para dejarle pasar. Si un obispo asistía a un evento deportivo nacional, el equipo se arrodillaría para besarle el anillo. Si alguien cometía un error, en vez de decir "Nadie es perfecto", decíamos "Incluso puede pasarle a un obispo". 


La expresión aquí se cumple tal como pensábamos. Este mes, el papa Benedicto XVI escribió una carta pastoral de disculpa -o algo parecido- acerca de décadas de abuso sexual de menores por sacerdotes en quienes se suponía que esos niños debían confiar. Para mucha gente en mi tierra natal, la carta del Papa es un insulto, no sólo a nuestra inteligencia, sino a nuestra fe y a nuestro pueblo. Para entenderlo, uno debe darse cuenta de que nosotros los irlandeses afrontamos el fundamentalismo católico más brutal, que significó la humillación para mucha de nuestra infancia.


Yo misma lo experimenté en propia carne. Cuando era una adolescente, mi madre me animaba a cometer hurtos. Tras haber sido pillada más de una vez, pasé 18 meses en An Grianán Training Centre, una institución de Dublín para chicas con problemas comportamentales, por recomendación de un trabajador social. An Grianán era uno de los infames Asilos de Magdalenas bajo tutela eclesial, donde se daba techo a adolescentes embarazadas y jóvenes poco cooperativas. Trabajábamos en los sótanos, lavando la ropa de los sacerdotes en lavaderos con agua fría y barras de jabón. Estudiábamos matemáticas y mecanografía. El contacto con nuestras familias era limitado. No cobrábamos por nuestro trabajo. Al menos, una de las monjas fue amable y me regaló mi primera guitarra.


An Grianán era el producto de la relación del gobierno irlandés con el Vaticano (la Iglesia tenía unos privilegios especiales desde nuestra constitución de 1972). En 2007, el 98% de escuelas irlandesas eran de la Iglesia Católica. Pero los reformatorios han cobijado bárbaros castigos corporales, abuso psicológico y sexual. En octubre de 2005, un informe del gobierno Irlandés identificó más de cien denuncias de abuso sexual en Ferns, una pequeña población 70 millas al sur de Dublín, entre 1962 y 2002. Los sacerdotes acusados fueron investigados por la policía; se les atribuyó haber sufrido un desliz de tipo "moral". En 2009, un informe similar implicó a arzobispos de Dublín por haber ocultado escándalos sexuales entre 1975 y 2004.


¿Por qué se toleraba tal comportamiento criminal? El informe decía: "El prominente papel que ha jugado la Iglesia Católica en la vida de Irlanda es la razón principal por la que abusos realizados por una minoría de sus miembros podían ser ignorados."


A pesar del largo matrimonio de la Iglesia con el gobierno de Irlanda, la presunta disculpa pública del Papa Benedicto XVI no asume responsabilidades por las transgresiones de los sacerdotes irlandeses. Su carta dice que "la Iglesia de Irlanda debe primero reconocer ante el Señor y ante todos los serios pecados cometidos contra niños indefensos". Pero, ¿qué hay de la complicidad del Vaticano con esos pecados?


La disculpa de Benedicto XVI da la impresión de que él se ha enterado recientemente de los abusos, y se presenta a sí mismo como al mismo nivel de las víctimas: "Yo sólo puedo compartir la tristeza y el sentido de traición que muchos habéis experimentado al saber de estos actos pecaminosos y criminales, y la forma en que las autoridades eclesiásticas de Irlanda los han tratado."


Pero en otra infame carta de Benedicto XVI (entonces cardenal Ratzinger) enviada a obispos de todo el mundo en 2001 éste les ordenaba mantener en secreto toda denuncia por abuso sexual bajo amenaza de excomunión (rescatando así la nociva política expresada en un documento de 1962 que exhortaba tanto a clérigos abusadores como a sus víctimas a "mantener estricto silencio" sobre el asunto).


Ahora sentado en la cátedra de San Pedro, ¿debemos pensar que el anterior cardenal Ratzinger ha cambiado ahora de opinión? ¿Qué hay de la revelación de la última semana, que en 1996 Ratzinger renunció a apartar del sacerdocio a un sacerdote que pudo haber abusado de unos 200 chicos sordos de Wisconsin?


La disculpa de Benedicto XVI afirma que su preocupación es "sobre todo, conseguir la sanación de las víctimas". Sin embargo, les niega aquello que realmente podría sanarles: una confesión clara de que el Vaticano ha ocultado el abuso, y sigue tratando de encubrir y encubrir. Sorprendentemente, invita a los católicos a "ofrecer vuestro ayuno, vuestra lectura de las Escrituras y obras de misericordia para obtener la gracia de la sanación y la renovación de la Iglesia católica en Irlanda". Incluso más sorprendente aún, sugiere que las víctimas obtendrán la sanación acercándose a la Iglesia de Irlanda; la misma Iglesia que ha exigido juramentos de silencio de niños abusados, como en 1975 en el caso del padre Brendan Smyth, un sacerdote irlandés encarcelado por ofensas sexuales repetidas.


Una vez terminamos de reir, muchos de nosotros en Irlanda reconocemos que acercándonos más a la Iglesia de Irlanda nos acercamos a la blasfemia sobre Jesucristo.


Para los católicos irlandeses, la implicación de Benedicto XVI, tildando los abusos sexuales en Irlanda como un problema exclusivamente irlandés, es arrogante y blasfemo. El Vaticano actúa como si no creyera en un Dios omnipresente. Los mismos que se llaman siervos del Espíritu Santo están traicionando tolo aquello que representa el Espíritu Santo. Benedicto deforma criminalmente al Dios que nosotros adoramos. Todos nosotros sabemos que el Espíritu Santo es la verdad. Por eso, podemos decir que Cristo no está con esta gente que tan frecuentemente invoca Su nombre.


Los católicos irlandeses están en una relación disfuncional con una organización abusiva. El Papa debe responsabilizarse por los actos de sus subordinados. Si sacerdotes católicos abusan de niños, es Roma, no Dublín, la que debe responder con una confesión pública e investigación criminal. Hasta que lo haga, todos los católicos de buena voluntad (incluídas las ancianitas que van a Misa cada domingo, no sólo cantantes rebeldes como yo, a las que el Vaticano ignora con facilidad) deberían dejar de ir a Misa. En Irlanda, ya va siendo hora de separar nuestra fe de su religión, nuestra fe de sus pretendidos líderes.


Hace casi 18 años, rompí una foto del Papa Juan Pablo II en un episodio de "Saturday Night Live". Mucha gente no comprendió mi protesta, (...) Sabía que mi actuación sería polémica, pero quería forzar el debate, allí donde realmente hacía falta; ello forma parte de ser una artista. Lo que peor me supo fue que la gente asumiera que yo no creía en Dios. Ese no es el caso, en absoluto. Soy católica de nacimiento y cultura, y yo sería la primera en la puerta de una iglesia si el Vaticano ofreciera una sincera reconciliación.


Sólo pido que intenten comprender por qué una mujer católica irlandesa que sobrevivió al abuso infantil querría romper la fotografía del Papa.

Sinead O'Connor
Domingo 28 de marzo de 2010

29 de marzo de 2010

Xabier Pikaza, las diosas borradas de la Biblia.

Reproduzco aquí este interesante artículo escrito por el teólogo Xabier Pikaza, extraído de su blog. Es uno de los teólogos católicos que ha osado pensar más allá de lo estrictamente oficial.

La figura de las matriarcas humanas (especialmente del libro del Génesis) ha crecido en el recuerdo de Israel, mientras que la figura de la Diosa o de las diosas ha tendido a ser borrada. Se trata de un fenómeno normal, porque después del exilio y, en especial, en el tiempo de la redacción de la Biblia, la diosa aparecía como figura nefanda, que debía ser tachada para siempre.

Sin embargo, esa “borradura” no ha podido ser total, pues la figura de la diosa ha sido demasiado importante y ha dejado “su sombra” en muy diversos textos de la historia israelita.

19 de marzo de 2010

David Korten, economía alternativa.

Durante muchos años David Korten fue director ejecutivo de grandes multinacionales, además de profesor en Harvard. Tras observar el impacto destructivo de dichas multinacionales, especialmente en Filipinas, se convirtió en uno de los líderes más críticos contra la globalización.

Distingue claramente entre la cultura del Imperio y la de Comunidad-Tierra, sugiriendo que muchos de los modelos empleados en política, economía, política, sociología y religión se basan principalmente en valores imperialistas, con el consiguiente enriquecimiento de aquellos que ya son ricos. Ésta es otra de las formas en las que se manifiesta el patriarcado.

Con el concepto de Comunidad-Tierra estamos haciendo referencia al sistema de valores matrísticos, mejor simbolizados en el círculo que en la pirámide. Priorizan la mutualidad, el empoderamiento, la movilización de la diversidad de talentos, así como una mayor confianza y sensibilidad hacia el proceso evolutivo de la vida, a todos los niveles. Lo más revolucionario es el hecho  de que la Tierra en sí misma es contemplada como un organismo vivo, y no meramente un recurso a ser explotado como en la cultura del Imperio.

En el nivel humano aún queda mucho trabajo por hacer para conseguir relaciones justas y equilibradas. Pero el mayor reto que se nos presenta, en mi opinión, es el cambio de paradigma hacia el compromiso matrístico que denota el concepto de Comunidad-Tierra. Unos se quedan en el nivel puramente social, más localizado o de ámbito más general. Para nosotros, se trata además del gran reto de intentar efectuar una transformación de la propia conciencia (siguiendo el principio "la acción sigue a la razón").
Creo que gente como David Korten están marcando la diferencia en este aspecto.

David Korten es una persona bastante espiritual y un pensador muy holístico. Su uso de la metáfora del Imperio no sólo es usada para organizaciones patriarcales de carácter vertical que piensan en el beneficio individual y la fama, sin preocuparse para nada del bien común. En nuestra opinión, el "bien común" ya no está confinado a los seres humanos, sino que incluye todas las demás formas de vida, incluyendo el planeta Tierra e incluso el Cosmos en su totalidad. Es esta amplitud de miras sobre la realidad, y la llamada a respetar y cuidar todo lo que fluye en ella, lo que a veces se traduce por "matrístico".

Si os interesa el concepto de Imperio tal como se está explorando actualmente en los estudios bíblicos, el académico americano John Dominic Crossan ha escrito un libro fantástico sobre el asunto, titulado: God & Empire (2007).

(Artículo escrito por Diarmuid O'Murchú)

Material adicional:
Discurso en audio en inglés, pronunciado por David Korten en 2008 para la Dunstan Foundation Lecture, University of Adelaide (Australia)

15 de marzo de 2010

¿Por qué la Jerarquía eclesiástica me parece enferma?


En la línea de mis últimos escritos sobre la androginia cristiana, propongo aquí un ejercicio práctico de deconstrucción de la realidad y del lenguaje, concretamente de los fundamentos del catolicismo, aquella religión que clama ser la auténtica heredera de las enseñanzas de Jesús de Nazaret, pero que dista mucho de reflejar lo central de sus enseñanzas matrísticas. Aunque debo reconocer que, dentro de la Iglesia, hay también excepciones...

No pretendo faltarle al respeto a mi hermana Benedicto XVI si digo que, al mirarla, veo una mujer anciana, muy inteligente en ciertos aspectos, pero poco sabia en otros. Su principal defecto: no reconocerse mujer, ni ser capaz de dejar de lado su identidad androcéntrica para asemejarse al Cristo Resucitado andrógino.

Jesús también era matrístico.

Fuente: entrevista a Humberto Maturana, biólogo (link).

Jesús es un intento, no explícito, de volver a la confianza en el mundo natural, matrístico. Jesús tiene muchos rasgos matrísticos en su relato. Jesús en verdad, yo diría, es prácticamente un intento de recuperar las dimensiones matrísticas.

Él habla, por ejemplo, del Reino de Dios. Todo su discurso sobre el Reino de Dios es un discurso ecológico, no con nuestro lenguaje actual, pero habla de las coherencias, del mundo natural, donde los pájaros no tienen que trabajar, las flores se visten naturalmente de bellos colores, y cómo uno tiene que tener confianza en el Reino de Dios, por la armonía del Reino de Dios.
Ése es un discurso que tiene que ver con una visión matrística del mundo natural. Jesús hace una cosa muy interesante. Dejemos de lado por un momento nuestras creencias sobre la divinidad y pensémoslo como un maestro espiritual. Él como maestro espiritual, de alguna manera, pertenece a una corriente mucho más antigua que Él, que ve el sufrimiento humano centrado esencialmente en el apego.

En ese sentido, su visión básica es parecida a la visión budista y a la visión de las muchas religiones orientales antiguas. Su prédica es precisamente eso, la búsqueda del desapego, pero su práctica para el desapego es el amor. En el budismo, la práctica para el desapego es la meditación.

El judaísmo del Antiguo Testamento es un ejemplo gráfico de una cultura patriarcal, que tiene también de elementos matrísticos que están siendo continuamente dominados, sometidos por lo patriarcal a través de la ley, de la norma. El conflicto de Jesús es con la ley judaica, con lo externo, con la norma que destruye lo espiritual. Entonces, él era judío, él retoma también de sus tradiciones elementos que tienen que ver con el amor, pero lo que él hace es plasmar al amor como la práctica fundamental de liberación espiritual, de salvación del ser humano al liberarlo del apego.

Se podría decir que en este Cristo del que estamos hablando hay elementos matrísticos, revolucionarios por decirlo así, que atentan contra la cultura patriarcal fijada sobre todo en la ley, en lo externo, en la dominación, en la violencia, etc. Pero que, sin embargo, el cristianismo como religión se habría transformado o habría modificado su mensaje inicial tomando características propias de la cultura patriarcal.

Humberto Maturana

La pérdida histórica del poder femenino.

Reproduzco una selección de fragmentos tomados de un interesantísimo artículo escrito por Francisca Martín-Cano Abreu para El Ciudadano, con el deseo de pensar que una sociedad distinta podría ser posible.
No me importa si se cumplieron en el pasado todas nuestras hipótesis sobre un posible matriarcado.
Lo que para mí es la cuestión central es: ¿qué mundo queremos construir para nuestrxs hijxs? ¿P
odemos cocrear nuestro futuro con la Gran Diosa Madre Tierra para devolver la paz y la justicia a la humanidad? ¿La matrilinealidad puede ser restaurada, resultará beneficiosa?
Yo creo que sí.

Factores que contribuyeron a la pérdida histórica del poder femenino

La familia matricéntrica, compuesta por la madre y los hijos, formaba una unidad económica autosuficiente: la madre proporcionaba los alimentos vegetales y los hijos los de la caza o pesca, por lo que era muy grande la influencia femenina en la sociedad. Ella desempeñaba el principal papel en el terreno económico, regía la estructura social y ejercía el poder.


Entre la madre y los hijos existirían lazos muy fuertes, mientras no existía vinculación varón-mujer, ni vínculos entre el padre e hijos (igual que pasa entre los primates). La razón principal estaría basada en el hecho de que el varón desconocía ser padre de sus hijos.

Al principio, todas las sociedades habrían pasado por una primera etapa de matrilinealidad. “Allá donde la descendencia se sigue por la línea femenina como lo era universalmente en el período arcaico… y cuando la descendencia sigue la línea masculina -a la cual pasó después de la aparición de la propiedad-…” (Morgan, 1987: 127).
 

Así que en la Prehistoria y en algunas regiones todavía a principios de los tiempos históricos, estuvo vigente una sociedad femenina pacífica (virginal) en la que lo femenino jugaba el principal papel en el mundo social. Las mujeres ejercieron las profesiones tanto relacionadas con la funciones alimenticias: físicas y culturales, como las funciones sagradas relacionadas con el sacerdocio. Desempeñaban el principal papel en el terreno económico y religioso. Lo corrobora la arqueología, ya que las más arcaicas obras de arte, presentan exclusivamente figuras femeninas: reinas sentadas en tronos y con coronas, recolectoras de vegetales y otros productos, agricultoras, cazadoras, alfareras, orfebres, metalúrgicas, colonizadoras, maestras, poetisas con manuscritos, músicas tocando diversos instrumentos musicales, sacerdotisas, artesanas, comerciantes…
 

13 de marzo de 2010

Quien no trabaja no merece el poder.


Teaser Matriarcado from Nubada Films on Vimeo.

Ellos no trabajan: ellos no tienen el poder.
Si quieres el poder, necesitas trabajar.
Nada es gratis.
                                             Mujer Mosuo

Otra gran frase llena de sabiduría, pronunciada por una mujer de la etnia matriarcal Mosuo (minuto 2:00 del video).

Es una sociedad donde la mujer trabaja, donde el varón cuida de los bebés y sirve a las necesidades familiares cumpliendo las órdenes de su matriarca.

Porque allí ninguna orden es arbitraria o caprichosa, el hombre sabe que cumpliendo la voluntad de su matriarca está colaborando al bien común. No se cuestiona la autoridad de la madre, ésta vela por el bien de la familia.

Tal sinceridad, tal forma de entender la vida, es de admirar.

Quién más se preocupa por los demás, quien se ocupa de cuidar de nosotros, es a esa persona a quien debemos prestar una obediencia voluntaria y solidaria.
¿Por qué en nuestro mundo "civilizado" nuestros líderes no trabajan como lo hacen las madres y, sin embargo, seguimos rindiendo obediencia a machos egoístas y corruptos, o a sus imitadoras femeninas?

Ah, sí, porque tienen muchos títulos universitarios, y dan conferencias, y saben mentirnos muy bien, escriben libros, salen por la tele, otorgan favores,... y nos dicen que nos quieren mucho pero ¿tanto como una madre?

¿Qué tal desposeerlos y entregarles la soberanía a las madres? Podría ser divertido... imaginad, la "democracia de las madres", donde sólo las madres tuvieran derecho a voto.

¿Demagogo yo? El demagogo obtiene algún beneficio de su demagogia. Yo, no obtengo ninguno, nunca podré ser madre. Pero creo que me puede beneficiar a largo plazo optar por una forma de gobierno a la que no pueda acceder ningún machista.

Cómo cambiaría todo, ¿verdad?
¿Que no es democrático? ¿Te has planteado, mi pequeño demócrata, cuántos de los votos que van a parar a las urnas no están contaminados por el exceso de testosterona e individualismo? Seguramente, más de la mitad.

Ja, ja,... no temáis, sólo estoy bromeando... Mirad, nuestra bendita democracia moderna le permite a alguien como Berlusconi ostentar el poder (ver noticia de última hora, alucinante), por no hablar de otros líderes con aires mesiánicos, tanto de izquierdas como de derechas. ¡Eso sí es libertad, somos tan libres que seguimos bajo el gobierno de aristocracias maquilladas! La cosmética es muy preciada por nuestros políticos y líderes mundiales.
¡¡¡¿Y aún os preguntáis por qué sigo pensando en el matriarcado?!!!
:)

12 de marzo de 2010

Hna.Marie Claude Naddaf, una Mujer Valiente.


Fuentes: http://www.buonpastoreint.org/?rub=news/news&newsid=n4b94108745bae
En inglés, también en Iglesia Descalza.

Premio Internacional de la Secretaría de Estado 2010 para la Mujer de Valor.

9 de marzo de 2010

Soñando un futuro nuevo para la mujer en la Iglesia.

http://www.feadulta.com/Iglesia_MUJERsonando-Emma.htm

Soñando un futuro nuevo para la mujer en la Iglesia.
Emma Martínez Ocaña.
Madrid. España.

Dada la actual situación de la mujer en la Iglesia es difícil pensar en un cambio a corto e incluso a largo plazo, pero como este es el tema que me han pedido desarrollar en este número monográfico de Crítica he decidido que lo mejor es soñar.

Soñar es una manera de alentar el deseo y éste tiene una gran fuerza transformadora. Soñar es el primer paso para cambiar la realidad, es una manera de hacer verdad las utopías. Soñar y …empujar la historia en la dirección de lo soñado.

Los sueños no siguen un orden lógico, ni teológico. Son caóticos, espontáneos, brotan libremente del inconsciente, no se ajustan a normas establecidas, en ellos no todo encaja en lo “políticamente correcto“… así me voy a permitir yo soñar.

Sueño una Iglesia que es realmente una comunidad inclusiva y paritaria, donde mujeres y hombres concentramos nuestras fuerzas en hacer verdad la Buena Noticia, luchando por expulsar los “demonios” de la pobreza, la injusticia, la violencia, el sexismo, el patriarcalismo, la violación de los derechos humanos, la explotación y el tráfico sexual de mujeres y niñas, la explotación laboral, la violación como arma de guerra…

Teólogas herederas de culturas milenarias.

Gracias a Nelda Echenique por facilitar este escrito, también publicado en el blog Red Mujeres Pachacuti.
¡Las teólogas indígenas tienen todo el apoyo de Matriarcado Cristiano!

Nosotras mujeres de los pueblos Aymara, Quechua, Kichua, Náhuatl, Maya Quiché, Maya Kakchiquel, Qom, Kaigang, junto a hermanas que se solidarizan con nuestro proceso, reunidas en el Primer Encuentro de Teólogas Indígenas de Abya Yala con el lema "Unidas para apoyar a la comunidad" los días 29-30 de noviembre de 2009 en el municipio de Berlín, El Salvador y previamente al VI Encuentro Continental de Teología India, reafirmamos nuestra palabra:

Nos reconocemos descendientes de las culturas milenarias, herederas de las abuelas y abuelos valientes, mártires luchadoras como Bartolina Sisa, Gregoria Apaza, Micaela Bastidas, Tomasa Tito, Digna Ochoa, Comandanta Ramona, Transita Amaguaña, Dolores Cacuango, que fueron asesinadas, violadas, humilladas, torturadas, desaparecidas, exiliadas por la defensa de la vida, de la tierra, de los hijos e hijas, por la justicia y derecho a la vida de los pueblos indígenas. Somos también semilla viva de mujeres anónimas, madres e hijas, que día a día cultivaron nuestros saberes ancestrales y transmitieron la cultura de generación a generación, como Rigoberta Menchú, Rosa Ribeiro, Domitila Chungara. Somos herederas de la historia de opresión, persistencia y resistencia de nuestros pueblos.

Miguel Ángel y el simbolismo de la anatomía.


Traducido de:
http://www.statemaster.com/encyclopedia/The-Creation-of-Adam

Teorías anatómicas:

Se han lanzado varias hipótesis sobre el significado de La Creación de Adán y su original composición, muchas de ellas tomando como punto de partida los profundos conocimientos anatómicos de Miguel Ángel. En 1990 un físico llamado Frank Lynn Meshberger apuntó que la forma del velo que rodea a Dios se corresponde con la del cerebro.

Igualmente, se ha observado que dicho manto rojo tiene la forma de un útero humano, o una placenta (el historiador del arte A.D.Stokes lo ha llamado el "manto uterino"), y la bufanda verde suelta en el aire representaría el cordón umbilical recién cortado.

Dios como el gran Útero. Magnífico paralelismo.


Otro artículo que trata el tema:
The creation of Adam and God-placenta, The Journal of Maternal-Fetal and Neo-natal Medicine, vol 20, Issue 2, 2007, pp.83-87

8 de marzo de 2010

El andrógino como experiencia intemporal.

Corrientemente se relaciona el Andrógino con el mito explicado por Platón. Pero el tema del andrógino es mucho más que un simple relato para dar razón de las diversas orientaciones sexuales.

La experiencia del andrógino es, como vengo explicando en varios de los últimos posts, la superación de la propia identidad sexual, a nivel profundamente espiritual. No tiene nada que ver con descubrir la propia orientación sexual (homo, hetero o bisexual). Para un varón, tampoco consiste en vestirse de mujer, ni hablar como ellas, ni acomodarse a lo culturalmente asociado con lo femenino. Experimentar el ser andrógino no necesariamente se manifiesta de forma visible, no cambia nuestra forma de hablar ni movernos, ni nuestros gustos, ni forma de vestir. Pero modifica sustancialmente nuestra comprensión de nosotros mismos y nuestra relación con el mundo y los demás.

Es una experiencia mística, porque implica el descubrir la unidad en aquello que parecía separado, dividido. Es experimentar la alteridad como propia, hacer nuestro algo que siempre habíamos contemplado desde la valla: el sexo opuesto. En mi caso, lo femenino. Por tanto, es reconocerse también mujer.

7 de marzo de 2010

También SOY MUJER.

Aunque parezca que la locura me ha poseído, no temáis.

Es mi forma de celebrar el
Día Internacional de la Mujer,
8 de marzo.

Declararme también mujer.

Peluda, musculada, sin útero...

Sólo estoy jugando con el lenguaje y lubricando las oxidadas bisagras de nuestra razón.

Quienes sepan de poesía sabrán a qué me refiero.

En otro escrito ya comenté que en el fondo, todos somos mujeres.

Descubrirlo es una experiencia única.

Sólo puede comprenderla quien se aventura a hacerlo.

Por lo que a mí respecta, ha sido un descubrimiento sin precedentes, y no hay vuelta atrás.

Maternidad y vida religiosa, ¿mundos aparte?

(La inocencia, de Bouguereau)

Ya sé que puede parecer un contrasentido intentar integrar maternidad y vida consagrada, pero a veces lo aparentemente absurdo abre nuevos horizontes.
Mi intención aquí no es frívola, ni pretendo faltar al respeto de las religiosas. Al contrario, sólo quiero aportar una reflexión y abrir la mente.

Mucho menos deseo poner en duda una opción de vida como el celibato: me parece una decisión dignísima y una puesta en práctica radical de la libertad personal. Más digna incluso que muchos matrimonios poco tomados en serio, en los que no existe la amistad verdadera.

Simplemente me planteo la pregunta... ¿y si una religiosa quedara embarazada, libremente? En serio, no pretendo que parezca una pregunta ofensiva.

Siempre se habla de la "maternidad espiritual" de las religiosas, pero... ¿es la vida consagrada de verdad algo incompatible con la maternidad biológica?

2 de marzo de 2010

MADRE, demanding rights, resources and results for women worldwide


MADRE es una organización internacional de los derechos humanos para las mujeres, que trabaja en colaboración con otras organizaciones comunitarias feministas para desarrollar aspectos tales como salud y derechos reproductivos, desarrollo económico, educación y otros derechos humanos. Proveen recursos y educación para que las organizaciones hermanas puedan dar soluciones a largo plazo a los problemas que enfrentan.

1 de marzo de 2010

Claudio Naranjo, el ocaso del patriarcado.

Humberto Maturana y lo matrístico.

Extraído del sitio web del instituto co-fundado por Maturana: http://www.matriztica.org/

Maturana, el Amor y lo Neo Matristico

Bordeando los 80 años de edad, Humberto Maturana es de seguro uno de esos Hombres sabios de nuestro país. Proveniente del mundo de la ciencia, con la profundidad, sensibilidad e inteligencia de su línea de pensamiento se ha convertido en un referente para toda la humanidad.

Nacido en Santiago de Chile. Estudió medicina en sus inicios y se doctoró en Biología en Harvard. Plantea que: “Los humanos somos fruto de la cooperación para la conservación, no de la lucha por la supervivencia: bioevolutivamente somos porque amamos”.
Ha tenido desde pequeño una conexión con lo que podríamos llamar la cultura matrística porque su madre fue feminista, fue cofundadora del Movimiento de Emancipación Femenina en la década del 30.

A continuación extractos del diálogo entre María de la Luz Urquieta con Humberto Maturana. En donde nos habla del amor, del respeto, de las culturas matristicas y neo-matristicas.